Escribir para sanar

Herramientas, reflexiones, ejercicios, divagaciones e informaciones sobre el uso de la escritura creativa con fines terapueticos.

domingo, octubre 15, 2006

La palabra y el psicoanálisis

"Las ideas de Sigmund Freud son la gran raíz de la cual se desprenden varios árboles. Hoy en día, se mantienen las corrientes de Jacques Lacan, Carl Jung y Melanie Klein, explica Ruth Hernández. Todas parten de la palabra y de la suposición de que existe el inconsciente, pero han elaborado sus teorías con base en lo que interpretan del creador.

Los síntomas de las primeras personas atendidas por Freud (histeria) no son los mismos que presenta una mujer o un hombre en la actualidad (anorexia, pánico). Ahora se sabe que esos síntomas pueden evidenciarse en el cuerpo, y que un colon enfermo, una migraña y diversas dolencias posiblemente son señal de otra cosa.

"El malestar en la cultura actual es distinto del que había hace 100 años", enfatiza Hernández, "pero la cura psicoanalítica es la misma: la cura por la palabra, que toma al inconsciente como eje central. La posición ética también es la misma: los analistas buscamos que el sujeto modifique su relación con lo que le ocurre, que vea su propia responsabilidad en lo que le ocurre".

¿Es el psicoanálisis la terapia que puede dar respuesta a las inquietudes del ser humano del siglo XXI?: "En absoluto; pienso que al psicoanálisis le compete cargar con tamaña responsabilidad", aclara Marcano. "Como objeto de conocimiento ha hecho ­y seguirá haciendo­ su aporte en su propia práctica, y recibe reflexiones del intercambio con otras disciplinas". " (el nacional)

6 Ejercen su derecho a la palabra

At 8:59 p. m., octubre 15, 2006, Anonymous Adriana comentó...

Creo que el psicoanálisis es una referencia para entender un poco el comportamiento del ser humano, pero no creo que pueda dar respuesta al comportamiento del hombre moderno, porque como todo, hasta el inconsciente avanza...

El ello es más exigente, el yo es más valiente y el superyo más permisivo...

saludos

 
At 9:40 p. m., octubre 15, 2006, Blogger Jesús Nieves Montero comentó...

adriana: a veces siento que el problema es que orientamos nuestra búsqueda hacia la obtención de panaceas y no al reconocimiento de que lo que en realidad existen son herramientas que se pueden utilizar puntualmente...

salud!

j.

 
At 4:32 a. m., octubre 18, 2006, Blogger Norberto comentó...

Desde mi punto de vista el problema no es del psicoanálisis, ni el hombre moderno o el de antes. El problema está en que las metas a que nos dicen debemos apuntar, éstas no colman el espíritu tanto como los bolsillos. El hombre tiene un problema existencial que no lo curara más que una evolución espiritual, lo otro es un mero paliativo para seguir chapaleando en el barro.
En una sociedad donde estamos rodeados de personas, la soledad es aterradora, deprimente, patética.

Saludos.

 
At 5:13 p. m., diciembre 04, 2006, Blogger Monique! comentó...

De hecho, le han criticado muchísimo al Psicoanálisis esa postura determinista, en la cual se propone que las cosas que te sucedieron en la infancia de van a marcar "for sure" para el resto de la vida.

Me gusta más Frankl, si te soy honesta. Y de los "hijos" del Psicoanálisis, me gusta muchísimo el Análisis Transaccional.

Un abrazo.

 
At 9:25 p. m., agosto 27, 2010, Anonymous Anónimo comentó...

Luego de una compleja cirugía de vecícula, el médico, un profesional muy joven,le dijo a mi hermana-su hermano estaba muy enfermito- sí esa era la realidad antes de la operación,con la bilis regada por todo el cuerpo ya estaba próximo a a una peritonitis.Después de Dios,pienso que estoy vivo gracias al profesionalismo del galeno que me atendió.Escribir en el blog me ha servido para olvidar esa experiencia, ahora puedo decir que la gracia divina y la escritura me han sanado e infundido ganas de vivir.

Dios los bendiga.

 
At 9:25 p. m., agosto 27, 2010, Anonymous Anónimo comentó...

Luego de una compleja cirugía de vecícula, el médico, un profesional muy joven,le dijo a mi hermana-su hermano estaba muy enfermito- sí esa era la realidad antes de la operación,con la bilis regada por todo el cuerpo ya estaba próximo a a una peritonitis.Después de Dios,pienso que estoy vivo gracias al profesionalismo del galeno que me atendió.Escribir en el blog me ha servido para olvidar esa experiencia, ahora puedo decir que la gracia divina y la escritura me han sanado e infundido ganas de vivir.

Dios los bendiga.

 

Publicar un comentario

ví­nculos a este aporte:

Crear un vínculo

<< Home