Escribir para sanar

Herramientas, reflexiones, ejercicios, divagaciones e informaciones sobre el uso de la escritura creativa con fines terapueticos.

lunes, agosto 21, 2006

La experiencia del diario de sanación: 21/08/2006

Leo en una entrevista a Renato Rodríguez, escritor ganador del Premio Nacional de Literatura, la siguiente frase: "Para mí, la escritura nunca fue un pretexto, siempre fue mi vida".

Creo que me conecto porque pese a que estoy muy claro en que el oficio de escritor es simplemente un rol más en mi vida, realmente se trata de uno de los más absorbentes. A partir de la escritura y de la lectura he conocido personas como el propio Renato Rodríguez, con sus historias errantes, o como Sael Ibañez, con su pasión para explicar y estimular la vocación literaria. Por ellos siento especial cariño, han sido, en varios sentidos, mis maestros.

He conocido a César, a rafael, a Daniel, a Gonzalo. Le he agregado un cuarto a la casa de mi vida.

Con mi primer libro conocí a Gabriela, escribiendo libros conocí a Jennifer y dando clases de escritura coincidí con Marta.

Se trata, ni menos, de una de las bases de mi vida.

Aparte, pienso en términos de escritor, de narrador, voy descubriendo y elaborando historias para ir día a día.

A veces una simple frase es un detonador de toda una maraña de ideas que están dormidas, expectante, entre las preocupaciones del día a día.

0 Ejercen su derecho a la palabra

Publicar un comentario

ví­nculos a este aporte:

Crear un vínculo

<< Home